CÓMO SER MÁS PRODUCTIVA (teniendo hijos en casa)

Publicado por Mamitis Pura en

Trucos reales para ser más productiva, para cumplir con todo, sin estrés.

Hoy voy a dar pequeños trucos que aplico para aprovechar mi tiempo al máximo. Son pequeños trucos que realmente me funcionan para la realidad de mi día a día. Dicho de otra manera, son pautas reales, que se pueden aplicar verdaderamente. Digo esto porque muchas veces te encuentras con sitios que te recomiendan cosas tan imposibles como “al despertar, medita durante 15 minutos”. Quizás hay gente que le sirva, pero en mi opinión, en estos 15 minutos yo ya me he duchado, vestido y arreglado para empezar el día preparada. O bien “practica una hora de ejercicio físico al día”, seamos realistas: ¿alguna madre trabajadora puede dedicar una hora al día a hacer ejercicio físico?

En este artículo voy a comentar algunos de mis trucos para compaginar trabajo y maternidad (con un marido con pocas horas en casa).

El secreto está en ser el máximo de productiva en el menor tiempo posible. O sea, a veces hay que tener un rendimiento del 300%. Estos trucos, bien aplicados, verdaderamente funcionan.

ORGANIZATE UNAS RUTINAS

Todo aquello que hagas diariamente organízalo en unas rutinas. Como madres, hay 2 momentos claves para hacer esto: por la mañana y por la tarde/noche. Desde el momento de despertarse, hasta el momento en que estaríamos preparadas para marcharnos, debe de estar organizado en una rutina. ¿Aburrido? Quizá un poco. Pero de esta forma ganas mucho tiempo.

Por la noche, las rutinas de baño, cena y cama son fundamentales. Si acostumbras a los hijos a hacer siempre las mismas rutinas, te ahorrarás tiempo y conflictos.

PROCURA SER RESOLUTIVA

Cierra asuntos abiertos. No eternices los problemas. Una de las labores más grandes y que te consumen más energía es tener temas pendientes. Estar constantemente pensando en qué tienes que hacer, sin hacerlo, es agotador. Todo lo que puedas hacer en 2 minutos hazlo ahora.

HAZ LISTAS

Yo soy una gran amante de las listas. Hago listas para todo. Mi consejo es que tengas un sitio en casa dónde siempre haya una lista y un boli para ir apuntando. Cuando te venga alguna tarea a la cabeza, apúntala al momento. Esto te ayudará a no olvidarte de nada y te proporcionará tranquilidad. Además, cuando sea el momento de organizar tu día, bastará con poner números a cada punto que quieras hacer. Y cuando vayas terminando con cada tarea, táchala. ¡Este es un gran momento!

OLVÍDATE DEL TELÉFONO Y LAS REDES SOCIALES

Y aquí estamos en un punto clave. ¿Te has planteado cuanto tiempo inviertes cada vez que coges el móvil? ¿O cuantas veces miras el móvil en una hora? Deja el móvil apartado y consúltalo solo cuando sea estrictamente necesario. Ahorrarás mucho tiempo.

NO VAYAS DE UN TEMA A OTRO

Céntrate en lo que hagas. Si te organizas con listas, empieza un tema y no lo dejes hasta que termines lo que te hayas planteado. Si vas de un lado para otro perderás mucho tiempo.

Si son tareas de casa, a mí me sirve hacerlo con un orden de espacio. Por ejemplo, si tengo que hacer tareas en unas habitaciones y en la cocina, empiezo por una parte de la casa y voy avanzando. No vayas “físicamente” de un lado para otro. Perderás mucho tiempo solo paseándote por casa.

ORDENA TUS ACTIVIDADES

Antes de empezar a trabajar, ordena todo aquello que te planteas hacer y prográmate en qué tiempo puedes hacerlo. Sé fiel a tu programación.

PROGRAMA RECORDATORIOS

Si tienes que hacer alguna cosa un día y en una hora en concreto, ponte una alarma a la hora que creas que te será útil. Con esto conseguirás olvidar la “carga mental” de acordarte, a la vez que te lo recordará justo en el momento que sea necesario.

PREPARA TU DÍA

Cuando te vayas a dormir, procura visualizar la organización de mañana. Hazte una lista de las cosas que tienes que hacer y prepara aquello que creas que pueda facilitarte el día. Por ejemplo, con niños, es muy recomendable irse a dormir teniendo la ropa preparada para el día siguiente. Y no solo esto. También me funciona bien tener todo aquello que necesitaré a punto. Si tengo que coger alguna bolsa, tenerla preparada, o las mochilas de los niños, por supuesto. Esto te ahorrará tiempo y estrés de última hora.

MANTÉN EL ESPACIO ORDENADO

Ordenar a fondo de vez en cuando es necesario. Pero es aún más importante saber mantener el espacio ordenado. Al llegar a casa, cada cosa debe tener su lugar: los zapatos, las bolsas, las llaves… Si llevas cualquier otra cosa, ponla en su lugar en el primer momento.

En cuanto al espacio de trabajo es igualmente imprescindible que esté ordenado. Cuando se acaba una tarea, se guarda todo lo que se haya necesitado. Entonces, se puede empezar con otra actividad. Este aspecto también es esencial que se transmita a los hijos (para aplicarlo a sus juegos).

Tener la zona de trabajo ordenada no solo facilita el trabajo y ahorra tiempo, sino que ayuda al bienestar general.

PROCURA RESERVAR UN TIEMPO DE DESCANSO

Descansar es una necesidad para ser productiva. Quién produce mucho, debe descansar. Procura reservar una pequeña porción de tu día para dedicarla a aquello que te apetezca. Aunque sea leer durante 10 minutos antes de ir a dormir. Este pequeño premio, puede ser una gran recompensa.

Y tú, ¿Añadirías otros trucos? ¡Coméntalos!


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *